Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on Apr 1, 2013 in aletheia & reggio emilia, argentina, innovación educativa | 3 comments

¿Cómo enseñar creatividad desde muy pequeños? 3 fórmulas reggianas

¿Cómo enseñar creatividad desde muy pequeños? 3 fórmulas reggianas

 

Ulises se afana en diluir un nuevo tinte en el interior de una transparente pecera llena de agua. Es ya el cuarto y le toca el turno al amarillo. Con cautela en la dosis, el pequeño aplica un líquido de un dorado intenso, que bucea creando bailes de serpentinas formas en la redonda pecera. Al verla junto a las otras tres que han experimentado el mismo proceso, llenas, radiantes y coloradotas, tintadas cada cual en rojo, verde y azul; pienso que ha inventado una nueva modalidad acuática para jugar al parchís. Concentrado en la disolución del tinte en la pecera que amarillea, nada parece distraerle de su experimento en el atelier. Ni siquiera los otros quince niños que manos a la obra comparten el mismo espacio, ni las maestras que alegres pero minuciosamente, documentan el proceso ayudadas por una cámara de fotos y un cuaderno de anotaciones. Aun queda mucho tiempo para la muestra en la escuela, pero que se repita año tras año no la hace menos única e irrepetible en cada nueva ocasión.

Una vez que la disolución se completó homogénea, la pecera se ha transformado en un acuático sol. Ulises la ilumina con una gran linterna de mano y observa el efecto de la luz que la atraviesa y destella en todas las direcciones. Asomados sobre el pequeño caldero de rayos, nos miramos esperando el sonido de los truenos. “Los rayos sirven para encerrar al sol”, recuerdo lo que ayer mismo dijo su compañera Lucía hablando sobre el efecto de la luz en las tormentas, “el trueno es una cosa que hace bailar al cielo” explicó otra compañera. Minutos antes, la pecera azul se había transformado en un pequeño mar por obra de la luz; la roja en una chimenea ardiente y la verde en una selva extraterrestre. Cuando destella y atraviesa líquidos, la luz transforma la realidad transformándose a sí misma, y al igual que hace con los líquidos, lo hace también con los espacios cargados de gases y aire; por eso podemos ver, aunque siempre miremos a través de la luz, que transforma nuestra realidad en visión de pecera. La luz, su estudio, sus efectos, geometría y experimentación en el entorno es el eje central de la muestra para este año.

Aletheia es una escuela que ha reforzado su identidad en la filosofía pedagógica de Reggio Emilia. Una cosmovisión del aprendizaje que nació en la Italia de los años treinta del pasado siglo, protagonizada por el trabajo de Loris Malaguzzi y que se ha perpetuado, crecido y desarrollado hasta nuestros días por todo el mundo. Excavar en los orígenes teóricos de la experimentación, la autonomía del aprendizaje, la creación de proyectos o las corrientes teóricas sobre el alumno como centro de su propio aprendizaje, dirigirían a cualquier arqueólogo de la pedagogía a explorar la pedagogía reggiana. Sin embargo, no sería ruinas lo que encontraría, sino luz, riqueza de materiales, colores y olores, encuentro, narración y normalidad rica cargada de formas relacionales, polisensorialidad, texturas, comunicación… un amplio espectro de conceptos que germinan en tres hitos que cualquier centro en cualquier lugar del mundo podría introducir para reforzar la creatividad desde la infancia en su proyecto educativo: el atelier, la muestra y la documentación pedagógica.

- El atelier es el espacio por excelencia para la experimentación, la investigación y la manipulación. Toda la escuela reggiana es experimental, pero en el atelier se escucha la voz del niño por excelencia y se otorga libertad en sus procesos creativos, acompañados por maestros y atelieristas que complementan currículo y expresión en los más de cien lenguajes posibles de expresión en la infancia. En las escuelas, el atelier como la creatividad no son sustitutivos, se manifiestan intrínsecos a los contenidos, integrados; no pueden sustituirse, se complementan y se integran en el tiempo, en los espacios y con los contenidos. El atelier es una gran caja-taller abierta, llena de posibilidades y elementos a disposición de los más pequeños; una mezcla entre caja de costuras y de herramientas, taller mecánico, vidriera, carpintería o taller de pintura, todo bien batido y a pequeña escala. Con los años, las escuelas reggianas de todo el mundo han desarrollado un modelo de atelier para cada aula o nivel, pero el conjunto de los atelieres dibuja un modelo de escuela taller que despierta el aprendizaje a la expresión y la creatividad encardinados en los contenidos del currículo. Todo contenido curricular está vivo, solo muere con el medio o las herramientas didácticas pasivas de presentación que usamos para su desarrollo y que lo sacrifican. El atelier es un espacio privilegiado, no para la presentación de discursos, que matan la riqueza para comprender la luz y sus cualidades físicas como fenómeno natural, por ejemplo, sino para la expresión, la experimentación, la potenciación de la creatividad intrínseca a la infancia y la documentación del proceso, como prueba de que todos somos creativos, porque la creatividad es una cualidad versátil y universal que se aprende.

- La documentación pedagógica es el instrumento que fundamenta la pedagogía reggiana centrada en la escucha. La documentación es escrita y fotografiada, dibujada o anotada, filmada o esquematizada. Es el proceso que hace de la evaluación es una experiencia de aprendizaje dialógico y participado, gracias a la cual, hay señas vivas del producto final, convirtiendo todo el proceso en producto y creando una rutina de aprendizaje no solo para alumnos, sino también para docentes, que redescubren los hitos más significativos que demuestran comprensión del contenido curricular. La documentación es el cuaderno de bocetos del pintor, la pizarra del físico o el cuaderno de notas del escritor. Es el proceso que permite: mejorar los futuros proyectos con los alumnos, calificar de forma continua, demostrar aprendizaje, evidenciar la creatividad y otorgar valor pedagógico a la muestra.

- En la muestra el aprendizaje se hace vivo. Es el momento de la revelación compartida por docentes, alumnos y padres. Un espacio que en principio se encontraba vacío, se llena de evidencias de aprendizaje y de productos culturales, originalmente expuestos y comentados por los alumnos, como principales protagonistas. Porque en la muestra, además de hacer públicos los productos de aprendizaje tiene lugar otra forma de revelación, la que sorprende a los adultos visitantes en la narración que dirigen los propios alumnos. “Aquí probé con un primer tinte y otra luz, pero no me gustaba como quedaba porque no era como yo quería” imagino a Ulises narrando… Hacer público los productos del aprendizaje es una estupenda forma de dar voz a la infancia, porque el acto de creación y la creatividad no sabe de edades y se manifiestan en todas las etapa de crecimiento. No conviene subestimar a la creatividad ¡y menos en las escuelas! instituciones que son cuna de su origen por excelencia. Al visitar la muestra, los niños se reconocen en sus productos y rememoran sus procesos creando un modelo vivo de evaluación, que es además dialógica, comunicativa y calificativa, no tanto punitiva, sino enriquecedora y finalmente, evaluadora, sin duda, constructiva. En la construcción de la muestra y en su exposición el niño ocupa el lugar central en la expresión, autonomía y responsabilidad de su aprendizaje, es artista y comisario, creador y creativo.

3 Comments

  1. Muy interesante el articulo referido para los niños y darles herramientas creativas para su crecimiento intelectual. Yo he tenido la experiencia y debo decirlo muy grada de trabajar diversos proyectos con http://www.sqcreativoscr.com la cual tiene excelentes creativos les recomiendo

    • muchas gracias Fernando, seguiré con la creatividad en nuevas entradas, siempre está bien conocer buenos creativos!

  2. La creatividad es como las aspas de un molino que alientan nuestros sueños… ¡Enhorabuena por el artículo!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Mi semana leyendo por Internet {3} | ¡Mamá qué sabe! - [...] Cómo enseñar creatividad desde muy pequeños. 3 fórmulas reggianas, de Escuela 21 en Sudamérica. [...]

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>