Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on Feb 22, 2013 in innovación educativa, liceo jubilar, uruguay | 10 comments

el Jubilar

el Jubilar

Hasta el año 2002, en la cuenca Casavalle, situada al norte de la periferia de la ciudad de Montevideo, no existía ningún centro de Educación Secundaria. La cuenca Casavalle es una habitada zona que comprende muchos barrios, el de Borro, Bonomi, Municipal y tantos otros, vivos desde GoogleMaps pero ausentes en vida, poblados por gente con escasos recursos económicos y sociales en el presente y con un no menos desalentador futuro. Un círculo de pobreza social, en gran parte predecido por la ausencia de liceos de educación secundaria que sirvieran como catalizadores para revertir las grandes tasas de abandono escolar en una población de más de 7.000 estudiantes en edad de escolarización, cada uno de ellos, potenciales agentes de riqueza y cambio abandonados. Uruguay es un país que cuenta en torno al 50% de abandono escolar en la etapa de educación secundaria, una cifra que desde las cenizas sociales generadas en los alrededores de una gran urbe como Montevideo, puede alcanzar cotas desorbitadas, hasta cierto punto avergonzantes, como en tantos otros lugares del mundo desarrollado.

De este manera, la breve historia del joven Liceo Jubilar, nacido en el núcleo de una pobreza explícita escenificada por viviendas antiguas y asentamientos de construcción muy precaria, es un relato de consecutivos síes a favor de la esperanza. Será por eso que pueden preguntar a cualquiera en estas calles de arena y encontrarán la misma respuesta, no se trata de un liceo, sino de “el Jubilar”. Qué bueno que es el júbilo.

Renato Opertti, asesor de la Unesco y cercano al trabajo que tiene lugar en el Jubilar lo ha descrito como “una experiencia que marca un hito en la historia de la educación nacional” añadiendo que “ el Jubilar es la expresión genuina y concreta de que se puede dar una oportunidad real de aprender a cada niño y niña en un marco de una educación que preconiza valores y referencias universales”. Las cursivas son mías, y es que no debemos olvidar que la escuela o es para todos, o no es escuela, y es que aún existen muchos lugares del planeta, donde la escolarización total no se ha alcanzado.

Antes del 2002, una gran explanada de polvo y bolsas recorría el espacio que hoy ocupan la biblioteca, las salas de talleres, las computadoras, los comedores, los terrenos deportivos y cientos de experiencias de aprendizaje esperanzadas. De los modelos recreados en los barrios de Harlem en Nueva York, basados en comunidades de aprendizaje con un elevado grado de implicación de las familias en el día a día de las escuela, a Montevideo le tocó el latido de Suiza Americana que bombea por sus venas abiertas, bien descritas por Galeano, para que desde la intuición, la voluntad, la esperanza y la fe, crearan un júbilo de modelo educativo con tintes de autogestión en clave de comunidad de aprendizaje a la uruguaya, como lo hacen todo ellos, en la grandeza de la sencillez innovadora y renovada de cada acto cotidiano.

Tengo la suerte de entrevistarme en persona con su último director, Gonzalo Aemilius, recién salido del cargo y con destellos de décimo cumpleaños jubilar en sus ojos. Del año 2002 al 2012 mucho ha ocurrido, repasar la línea histórica de sus hitos es un camino de pequeñas proezas agrupadas en un modelo educativo, que con ciertas luces de leyenda viva, el gobierno del país se está planteando replicar en otras zonas. Quizás los grandes datos de construcción y cifras no nos permitan comprender la realidad, por eso me sonrío con el detalle de pensar que en este último curso, algunos de sus alumnos fueron a estudiar becados a San Francisco con un programa para jóvenes embajadores, los mismos jóvenes que hace diez años no hubieran tenido ninguna oportunidad real de aprender.

El Jubilar es un liceo privado, católico y gratuito. Sin cuota alguna, los padres colaboran con lo que pueden y eso significa que lo hacen con mayor beneficio para la comunidad desde las comisiones de apoyo, limpieza y acompañamiento en las salidas, o en las clases y talleres de escolarización de adultos. Porque esto es también el Jubilar, un centro de alfabetización de las familias de los adultos, seguimiento personalizado del ritmo de aprendizaje, talleres de implicación efectiva en las tareas escolares y de administración del centro, acuerdos personales con cada alumno de las evaluaciones y objetivos que va a alcanzar este curso, pastoral, espacio de permanencia y acompañamiento de ex-alumnos, proyecto belén para mejorar las condiciones habitacionales de la zona y muchas cosas más, pero sobre todo, pueden quedarse con una idea para continuar más adelante, es la escuela donde cuando el alumno falta, se le va a buscar a su casa. ¿Por qué? Por júbilo, diría yo.

10 Comments

  1. Excelente artículo, lo único que me queda por agregar es la importancia de la existencia del Espacio de Permanencia y Acompañamiento que funciona por las tardes desde hace tres años con los chicos que egresan de Ciclo Básico y continúan sus estudios en otras instituciones educativas. El pasado año culminó sus estudios secundarios la primera generación de EPA que este 2013 ingresa orgullosamente a la Universidad.

    Otro de los proyectos que este año comienza su tercer año de existencia es el Liceo para Adultos que surge como instancia deinvolucramiento y respuesta a las familias de los chicos y habitantes de la zona que en su momento no pudieron cursar el Ciclo Básico de manera típica.

    • en las próximas entradas comentaré lo que cuentas Ernesto, porque todavía habrá más jubilar.

  2. Gracias Alfredo por descubrirme el “Juabilar” esta ventana de esperanza que vuelve a recordarnos que lo más innovador en educación es amar a los educandos.

  3. Muy bueno! Pero lo mejor es que este año comenzará en breve una nueva experiencia también en el barrio. El Liceo Impulso. Privado, laico, y dirigido por un experto en educación, acompañado por un excelente grupo de profesionales, formados y comprometidos. Una oportunidad para 100 chicos de la zona, que en 3 años llegarán a ser 400. Alcanza pasar por la puerta (San Martín y Bellini) para ver lo impresionante que será este emprendimiento, llamado a ser una ejemplo en el Uruguay (y por qué no, en el mundo)

    • Y me faltó decir que es GRATUITO. Les dan el uniforme, materiales, desayuno, almuerzo y merienda, y lo más imporante: una eduación de calidad, al nivel de los mejores colegios del país.

    • Qué bien! pues mucho ánimo en esta nueva aventura.No tendré la oportunidad de volver a uruguay en un tiempo, pero estaré encantado de mantenerme informado y conocer más de vuestro proyecto. mis mejores deseos

  4. Disfruto leyendo-viendo los auténticos y universales valores de la escuela.En esta vieja Europa no podemos olvidarlos. Se nos dispersa a veces la mente en términos que llegan a perder sentido: calidad, competitividad, tecnología, …….

  5. gracias Carolina!

  6. Alfredo: excelente el aporte que haces en cada visita a Uruguay.
    Se aprecia realmente el cariño que le has tomado a esta ciudad “balconcito sobre el mar”, y la percepción tuya es importante para hacer conocer estas pequeñas grandes innovaciones en el Jubilar!!!
    G R A C I A S !
    Beatriz MVD

  7. Sí, Beatriz, el filtro del aprecio uruguayo también se quiere hacer notar, porque disfruté mucho con ustedes.

Trackbacks/Pingbacks

  1. el Jubilar - Educacion enpildoras.com - [...] LEER NOTICIA COMPLETA [...]

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *