Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on Dec 17, 2013 in barcelona, collegi montserrat, europa, innovación educativa | 0 comments

el LeaderLab: un acelerador de aprendizaje

el LeaderLab: un acelerador de aprendizaje

Venimos de conocer el Colegio Montserrat a bordo de un funicular inteligente, y seguimos…

En esta nueva etapa tomamos distancia y nos acercamos a lo más alto del colegio Montserrat. A esta altura la vista es más bien panorámica. El mosaico de aprendizaje gana coherencia. Aquellos alumnos más pequeños que trabajaban en grupos y cantaban en la asamblea, se han convertido en adolescentes que se mueven libremente por distintos espacios. Tengo la impresión de que siguen aprendiendo con mucho movimiento. Si miramos con atención veremos que elaboran composiciones artísticas integrando contenidos del área de historia, religión y educación plástica. Han construido modelos en forma de cubos cargados de sabiduría y con una gran belleza artística. Hace falta un gran derroche de inteligencia para diseñar estas composiciones. A Gaudí seguro que le encantarían.

En otro sala, los alumnos están elaborando un portfolio de aprendizaje personal, alternando trabajo en grupo, trabajo con el profesor y tiempo de trabajo personal. La apertura del espacio ha obrado el milagro de la personalización del aprendizaje. Por otro lado, ¿dónde están los profesores? Ahora que los alumnos son tan altos no se aprecia la diferencia entre aprendices y educadores. De hecho, se diría que los profesores parecen cada vez más alumnos y los alumnos cada vez más profesores…

En los amplios espacios de aprendizaje de las plantas superiores varios alumnos están tomando medidas en el suelo. Parece que algunos utilizan partes de su cuerpo, como brazos y piernas, mientras que otros lo hacen a través de diferentes objetos. Todos toman notas en equipo mientras dan pasos que miden distancias. Si llegáramos a escuchar las voces del grupo de la esquina, sabríamos que están componiendo un rap con las principales unidades de peso y medida.

“La primera estrofa para introducir lo básico, porque en la segunda ya hay que meter las reglas para hacer los cambios de unidades y que podamos acordarnos bien” les dice el cantante a sus compositores. Todos están centrados en sus tareas. El profesor, por su parte, se mueve entre los grupos y controla el seguimiento y el cuaderno de los trabajos. Más adelante habrá pruebas escritas. Ahora hay que evaluar todo el proceso y asegurarse de enriquecer el currículo con las múltiples posibilidades de la inteligencia. Pero aprender es un viaje ascendente y nosotros continuamos ganando altura a bordo del funicular.

El funicular continua ascendiendo y llegamos hasta el tejado de la escuela. La ciudad de Barcelona reina sobre el fondo. Ahora el colegio Montserrat es otra tesela en la identidad de su ciudad. Pero una diferente, con su propia forma y rostro. Porque si miramos hacia abajo, veremos que del gran edificio central nace un triángulo con nuevos espacios de aprendizaje. El “Leader Lab” es un centro de innovación para el aprendizaje y el liderazgo. Un edificio donde los alumnos más mayores de las etapas de Secundaria y Bachillerato pueden experimentar con pantallas de vídeo, buscar espacios de recogimiento, organizar sus propias tutorías y crear un currículo cada vez más personalizado. Ésta es sin duda, la vista más panorámica y enriquecida del colegio Montserrat, la que nos permite descubrir su identidad de escuela21.

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. ‘Viaje a la Escuela del Siglo XXI’ (autor: Alfredo Hernando) | Biosegura - […] 1.-El LeaderLab: un acelerador de aprendizajehttp://www.escuela21.org/el-leaderlab-un-acelerador-de-aprendizaje/ […]

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *