Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on Apr 25, 2013 in aprendizaje cooperativo, colombia, escuela nueva, innovación educativa | 0 comments

El modelo de círculos activos para el aprendizaje

El modelo de círculos activos para el aprendizaje

La Cabaña es una escuela diferente que siendo incluso tan chiquita, se permite el lujo de tener dos nombres: Escuela Nueva La Cabaña. La Cabaña por selva y naturaleza -qué más puedo contar-. Escuela Nueva por un modelo pedagógico que da nombre a cientos de experiencias de éxito en escuelas de Colombia y de todo el mundo. Porque no hace falta ser una escuelita como la de Carlos para exportar los beneficios de un modelo basado en círculos activos de trabajo cooperativo, donde los alumnos son los que enseñan para aprender mejor.

De origen colombiano y presencia latinoamericana en Brasil, Chile, México, Nicaragua, Panamá, El Salvador o Perú, Escuela Nueva ha viajado hacia los lejanos Timor Oriental, Uganda, Vietnam o Filipinas, entre otros destinos. Ante la falta de recursos, sobre todo humanos, en zonas alejadas de los núcleos vitales de población, y con la imperante necesidad de educar a niños diversos en edad, necesidades y realidades, el empoderamiento del alumno actuando en el rol de profesor y acompañante de sus compañeros fue la respuesta lógica e inteligente. Al igual que en la naturaleza, en las escuelas del siglo XXI colaborar y crecer juntos son conceptos hermanos para aprender mejor.

Escuela Nueva es el nombre que en los años ochenta un reconocido grupo de pedagogos colombianos le dieron a un modelo pedagógico y a la organización no gubernamental que crearon para su difusión. Desde la década de los sesenta, un equipo de investigadores capitaneados por la doctora Vicky Colbert, vienen desarrollando una forma de estar en el aula que se caracteriza por la organización en círculos de aprendizaje, la generación de roles y la creación de secuencias didácticas que implican la participación activa y autónoma de los alumnos.

Como Fundación, Escuela Nueva cosecha una lista de numerosos hitos. Los más recientes han sido ser elegida una de las cien ONG´s más importantes del mundo por The Global Journal, su reconocimiento en foros educativos de todo el mundo, las alianzas con Skroll foundation, Ashoka o Cruz Roja y, sobre todo, una experiencia sin galardón, pero de mayor relevancia investigadora, al ser cita a pie de página como ejemplo de éxito contra el fracaso y el abandono escolar en los principales documentos de la UNESCO. Por eso no me sorprende que cuando me entrevisto con su directora, Vicky Colbert, en Bogotá, donde se encuentra la sede la Fundación, me reciba recién llegada de Londres donde ha compartido reflexiones con Andreas Schleicher en el Education World Forum 2013. De nuevo, el mundo y mi viaje, además de las brumas urbanas en ambas ciudades, unen los destinos de Londres y Bogotá, respectivos epicentros europeo y latinoamericano.

“Estamos orgullosos de ser una experiencia real, práctica, que está obteniendo resultados concretos y que permite demostrar la eficacia de nuestro trabajo en las investigaciones” me subraya Vicky, orgullosa y a la vez humilde, cercana en la conversación. “Somos una experiencia pública, somos una fundación pero hacemos que el modelo se extienda a toda la red y a todas las escuelas que lo necesiten suministrando el material para trabajar con los alumnos en el aula, y sobre todo, las guías y las sesiones de capacitación y seguimiento de los docentes”.

En la actualidad, Escuela Nueva funciona como modelo siguiendo tres grandes ejes para mejorar la experiencia de la escolarización, un eje de comunicación, otro de gestión escolar y, por el último, el de atención pedagógica. Vicky me cuenta que la gestión escolar enfatiza la participación de los alumnos en la vida del centro. “Cada año hay elecciones escolares donde los alumnos votan democráticamente a sus líderes escolares, es un acontecimiento que se celebra con especial entusiasmo y que viene años inculcando un sistema de convivencia pacífica”

En un país como Colombia donde hoy la paz es una realidad, el trabajo ha sido duro aunque todavía no hay desaparecido por completo el fantasma del conflicto y la violencia del imaginario social. La cooperación como modelo de aprendizaje es uno de los mayores generadores de competencia social y ciudadana en los alumnos. Por eso, aunque Escuela Nueva tiene muchas razones académicas para sentirse orgullosa, también subraya sus logros al demostrar que aprender a convivir con el otro, dialogar, comprender y respetar las diferencias, se cultiva año a año, con la paciencia de la naturaleza, desde un modo de concebir el aula: el trabajo cooperativo en círculos activos.

Mira cómo funciona en: http://www.escuelanueva.org/portal/images/pdf/circulos.pdf

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Cómo se enseña en una escuela sin paredes? | escuela21 - [...] En las escuelas21 los educadores siempre son diseñadores de la experiencia de aprendizaje, pero están atentos a su discurso…
  2. Un día en las escuelas más innovadoras de todo el mundo | escuela21 - [...] en Finlandia, el Ørestad Gymnasium de Copenhague, las escuelas KIPP de Estados Unidos, la Fundación Escuela Nueva de Colombia,…
  3. Un día en las escuelas más innovadoras de todo el mundo | Diego Fernández Requejo - [...] en Finlandia, el Ørestad Gymnasium de Copenhague, las escuelas KIPP de Estados Unidos, la Fundación Escuela Nueva de Colombia, el Plan Ceibal de Urguay y…
  4. Un día en las escuelas más innovadoras de todo el mundo | Emprendiendo Vuelo Hacia el Conocimiento - […] en Finlandia, el Ørestad Gymnasium de Copenhague, las escuelas KIPP de Estados Unidos, la Fundación Escuela Nueva de Colombia,…

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *