Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on Mar 20, 2013 in escuela 2.0, innovación educativa, plan ceibal, uruguay | 0 comments

Hazte un ceibal en tu escuela

Hazte un ceibal en tu escuela

 

1. Crea tu propio Plan Ceibal: Cámbiale el nombre y replica el modelo a tu escala. Concibe tu departamento TIC como un Laboratorio de ideas y prácticas y a su Coordinador como un investigador. Ponedle un nombre que enganche y dadle un logotipo que aglutine la experiencia TIC del centro como un elemento diferencial y dinamizador de vuestro proyecto educativo. Empezad a experimentar con nuevas herramientas TIC en el aula y cread secuencias didácticas que permitan replicar aquellas experiencias que hayan salido bien en otros cursos o en otras áreas. Lo que salga bien en un aula hay que compartirlo y copiarlo en el resto hasta que se extienda al centro, y como buenos investigadores, mejoremos lo que nos ofrecieron.

2. Forma a tus ceibalitos: crea dinámicas de generación de buenas prácticas TIC en el centro, permitiendo que los profesores puedan intercambiarlas entre ellos. Un concurso que incite a la experimentación TIC del profesorado en tu propio centro donde también puedan votar y elegir los alumnos, las familias y profesores ayudaría a visibilizar los buenos resultados. Incluso se le puede poner un nombre propio al premio ;)

3. Exprime tus TIC: no se trata tanto de inversión o de recursos como de uso eficiente de los mismos. Si tienes un aula de informática asegúrate de que pase el menor tiempo posible vacía en el horario, si cuentas con una maleta de dispositivos que no deje de moverse por el centro… lo que sea de lo que dispongas no tiene tanto que ver con la cantidad, sino con el convencimiento de obtener el máximo beneficio y rentabilidad en espacio y tiempo de cada dispositivo. Las TIC son realmente caras cuando se compran y no se usan.

4. Crea vuestro espacio de recursos TIC: Moodle es una excelente opción para que organizados por cursos o materias podáis crear vuestra propia plataforma de contenidos. YoutubeEDU, Khan Academy, Google Books y otras cientos de páginas configuran una nueva biblioteca llena de posibilidades. Nunca antes tuvimos tantos recursos, la clave es organizarlos y cargarlos de sentido y propósito educativo. Vayamos señalando aquello que nos gusta de la red y creemos nuestro propio banco que potencie el Laboratorio TIC y la puesta en común de las buenas prácticas de los profesores de nuestro centro.

5. El museo del videojuego: recoge las videoconsolas o los ordenadores viejos de alumnos y profesores y sitúalas en puntos estratégicos del colegio con juegos de contenido educativo. En el patio, en los pasillos, en la entrada… hay cientos de videojuegos que pueden usarse para aprender o para ofrecer vídeos y recursos de aprendizaje. Cread vuestro propio recorrido donde los alumnos puedan tener un ordenador para contenidos de historia, otro de selección de vídeos matemáticos y otro para Google Earth o con contenidos sobre música. En torno a ellos se puede crear un museo, una visita guiada o una semana cultural o de proyectos.

6. Robots por todas partes: Hazte con un set de Lego Education y atrévete a lanzarte con los programas de Scratch o Tortubot que permiten dar vida a los robots y experimentar leyes de física, crear circuitos de tecnología o aprender el lenguaje de programación. Bien para el laboratorio del profesor o bien para el ejercicio de los alumnos la práctica con estos recursos es una de las más fructíferas para aprender.

7. Abre la puerta a cualquier profesor del mundo: gracias a programas como Skype o Hangout de Google podemos hacer videoconferencias de forma gratuita en nuestra propia aula con personas de todo el mundo. No te pongas a ti mismo las limitaciones que no te da la tecnología. Prueba a tener conversaciones con expertos universitarios en una materia que puedan resultar motivadores para los alumnos, cantantes, escritores… profesores de otros países con lenguas diferentes que nos ayuden en nuestro propio aprendizaje en vivo y en directo. El mundo es grande y la tecnología nos permite abrirle una ventana en nuestro aula.

8. Contagio positivo: Muestra a los compañeros del claustro lo que está funcionando bien con las TIC, desde el laboratorio TIC del centro podéis mostrar los éxitos y generar secuencias que funcionen para trabajar en el aula. La mejor forma de convencer es no tratar de convencer, el contagio positivo de las TIC muere cuando es obligado. Mostrad el proceso y el resultado de los alumnos y cread secuencias sencillas para que otros compañeros puedan replicar al experiencia, primero copiarán para después hacer su propia integración TIC e incluso más original.

9. Haz explotar la comunicación de tu centro: Las tecnologías de la información son sobre todo, valiosas por la comunicación. Haz viva la comunicación de tu centro gracias a las TIC con tu blog de centro, actualizando la web o en las redes sociales. Pero no te pongas teórico ni te enrolles, la clave es la sencillez y honestidad en la realidad del día a día en el centro, qué hacemos bien, cómo hacemos un proyecto de aula, qué pasó con la visita al museo… Cuéntale al mundo qué ocurre en tu escuela.

10. La comunicación es de todos: hay que comunicar pero de manera compartida. Solo involucrando a que alumnos, profesores y padres se atrevan a contar lo que ocurre en el centro la experiencia cobrará sentido educativo. Turna las entradas al blog por áreas o cursos, no tienen que ser largas ni elocuentes, imagen y vídeo es todo lo que se necesita. Perdamos el miedo a la comunicación compartiendo en expresión participada.

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>