Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on Feb 6, 2013 in escuela21, innovación educativa, Portfolio | 0 comments

Viajeros en beta

Viajeros en beta

Sabemos que viajamos al darnos cuenta de cómo todo cambia a nuestro alrededor. Es satisfactorio para el viajero y horror del turista. Recoger las maletas en el aeropuerto de Montevideo y sentir una nueva melodía de voz, otros abrazos, otras bienvenidas, el cielo azul y el verano húmedo y saber que estás viajando y recordar a quiénes no te has llevado y cómo sonarían sus bienvenidas y sus voces y dónde estará su cielo, todo eso es viaje en este cuatro de febrero.

Me sonrojo al pensar que iniciar un viaje de grandes dimensiones geográficas me ayuda a calibrar otros viajes que acontecen sigilosos en la vida cotidiana. Porque si viajar es descomponer tu alrededor conocido, desintegrarlo, reconocer otro alrededor, y en medio de éste, nuevo, atrevido, distinto, en un principio extraño, reconocerte a ti mismo, entonces vivir es viajar.

El bebé en camino es un viaje, el primer diente, el nuevo puesto de trabajo es un viaje y para muchos, tan solo la entrevista ya es viaje suficiente, el enamoramiento es un viaje, la iluminación, la jubilación, la despedida, el despedido, el que despide al ser querido y vuelve a casa de viaje, con las lágrimas recién pintadas, saladas de vida en la tristeza, que de esa acepción del despedir todavía queda y mucho más que el despedir vulgar y laboral… y ahora que lo pienso… que nos despidan,  que nos despidan las veces que haga falta y que sepamos despedirnos para ser más conscientes del valor de la vida vivida, porque también hay vida que es de la no vivida y por tanto, no viajada, al igual que el despedido, que puede ser del despedir pero del que no se despide.

La consistencia siempre ha sido uno de los grandes quebraderos de la teoría de la personalidad, y no deja de ser paradójico que para experimentar la existencia de vida en un lugar, abandonarlo sea uno de los modos más eficaces. Nada como decir el último adiós, para experimentar el valor del primer hola. El abandono es el movimineto por excelencia en el inicio de todo viaje, descentrarse para encontrarse en el medio de un mundo distinto. En el siglo 21 la cultura es un prototipo, la escuela también, y la vida es una versión beta, ferviente beta que esconde el vicio gustoso por la desactualización.

Te he dejado allá, amigo que lees estas líneas, y quiero decirte algo, regalarte al menos, mi emoción de saber que te dejo para viajar y que con esta pantalla vendrás conmigo, pero por favor, créete viajero en beta junto a mí, prototipo de una vida inacabada, proyecto desactualizado, viajero de tu propia vida al fin y al cabo, ¡qué no te encuentra igual en la vuelta! Porque no es más viajero quién más kilómetros recorre, sino quien los vive y experimenta.

Yo hoy me declaro viajero en beta, proyecto de vida intensa y que me deshojen el pasaporte como quieran. Tú que me lees hazte consciente conmigo de tu propio viaje, firma aquí, sin kilómetros, viajero experimental del trayecto en coche o en el autobús al trabajo, como quién espera encontrar la vida en la parada del semáforo, viajero en tu pareja, vivo en el café de las once, viajero en tu bebé y reconócete distinto en estos meses de viaje, tu allá y yo acá, tu acá y yo allá, descúbrete sin kilómetros, que a veces, solo estorban y nos convierten en turistas.

No hagas las maletas, que las llevo yo por ti, viaja quedándote aquí.

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Viajeros en beta - Educacion enpildoras.com - [...] LEER NOTICIA COMPLETA [...]

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>