El edificio digital de las escuelas21

El edificio digital es la estructura que obra el milagro de convertir las escuelas21 en las instituciones educativas de referencia, abiertas 24 horas al día, siete días de la semana. Una estructura que se debe ordenar del mismo modo que se amueblan las aulas y los espacios de aprendizaje.
COMPARTE

Índice de contenidos

Una oportunidad para personalizar el aprendizaje

Las escuela21 han descubierto su edificio digital. Ocupan tanto un espacio virtual como un terreno físico, y han aprendido a construir y ordenar su dimensión digital del mismo modo que amueblan las aulas y los espacios de aprendizaje.

Sin embargo, no confundamos esta nueva dimensión con el software de control de horarios y de gestión económica, o con las plataformas enlatadas que almacenan unidades didácticas para que todos los alumnos las repitan una y otra vez al unísono.

El edificio digital es la estructura que obra el milagro de convertir las escuelas21 en las instituciones educativas de referencia, abiertas 24 horas al día, siete días de la semana.

Son comunidades dirigidas y centradas en el aprendizaje personalizado. Escuelas21 donde el alumno puede navegar para aprender en un entorno conectado con el mundo, pero organizado de acuerdo al contenido curricular.

La escuela expandida y conectada no significa que los alumnos deban estar aprendiendo en todo momento, sino que logremos convertir la dimensión digital en una experiencia potencial de aprendizaje.

El edificio digital de las escuelas21

1º NIVEL – La página web de la escuela

La identidad institucional de las escuelas21 en Internet es su página web.

La página web es un escaparate vivo y comunicativo, que es estático solo en su justa medida.

Se trata del mejor espacio para celebrar y demostrar las evidencias de aprendizaje con padres y alumnos y crear comunidad.

Solo la participación genera comunidad; por eso las escuelas21 emocionan y motivan utilizando las redes sociales como fuente de vínculo.

La web del instituto Ørestad, en Copenhague**, es un excelente ejemplo de ello, y vale la pena destacar su página como ejemplo de comunicación social. Su estructura cambia de acuerdo con los perfiles institucionales en Instagram, Facebook y YouTube. De este modo, una sencilla etiqueta en las redes sociales cataloga las entradas con las que alumnos y profesores muestran en la red lo que hacen en el aula.

Foto The Barefoot College

Las escuelas21 muestran fotos y vídeos de sus experiencias de aprendizaje. Tienen perfiles en Facebook donde conectan, por ejemplo, con los antiguos alumnos, o en Twitter, donde aprenden junto a otras escuelas21 y exponen el logro de su crecimiento.

Cuentan con un blog institucional en el que no escriben grandes párrafos, sino que se expresan con fotos y vídeos acerca de sus propias experiencias. Y no son necesariamente profesionales o perfectas; sobre todo son reales. Son las buenas prácticas de cada escuela21.

La web del Col·legi Montserrat de Barcelona, así como su plataforma de vídeos educativos Think1tv, son un interesante ejemplo para tomar nota. También la del instituto High Tech High en San Diego ofrece muestras y secciones específicas para exponer los proyectos de los alumnos curso tras curso.

Las páginas web son los museos digitales para el aprendizaje del siglo xxi, están vivas y se expresan.

Catálogo de proyectos de los estudiantes del High Tech High de San Diego

2º NIVEL –  Herramientas de comunicación y gestión de la información

Todos los educadores, alumnos y profesionales de la comunidad están inscritos en una plataforma de herramientas online.

Esta plataforma se caracteriza por:

  • la seguridad,
  • una gran capacidad para el almacenamiento de información y recursos,
  • la entrada de los usuarios con clave,
  • el funcionamiento en la nube,
  • la edición en tiempo real de documentos compartidos,
  • la creación de formularios, emails, sitios web, calendarios y presentaciones institucionales,
  • y la colaboración y comunicación en red.

Estas herramientas instrumentalizan al profesorado y a los alumnos para interactuar de un modo más efectivo en los siguientes niveles.

Este nivel destaca por favorecer la comunicación y la manipulación compartida e instantánea de todo tipo de documentos. Google Apps es una de las opciones gratuitas más extendida.

Aquí también cabe la gestión económica y administrativa del centro.

El primer y el segundo nivel resultan fundamentales para la distribución ágil de la información y la conexión con la comunidad.

3º NIVEL – Gestión del aprendizaje

En este espacio, las experiencias apuntan en dos direcciones:

Curación de contenidos y biblioteca digital

En primer lugar, los profesores trabajan de forma colaborativa para almacenar, catalogar y organizar recursos de creación propia o de la web, que utilizarán en el diseño de las experiencias de aprendizaje.

Para lograrlo se ayudan de plataformas modulares, de wikis y blogs, de las barras de favoritos de los navegadores o de marcadores sociales de contenidos para la creación de un banco de recursos propios.

Este nivel se dirige a crear una biblioteca de contenido variado y ordenado por asignaturas, áreas, ciclos, cursos, proyectos o departamentos, que aumente tanto la inspiración como las nuevas ideas en el diseño de la programación o la superación del texto como única vía de información.

Las bibliotecas digitales permiten almacenar recursos auditivos, como podcasts y audios, o visuales, como vídeos y presentaciones.

Además, son una excelente herramienta no solo para los alumnos, sino para la propia formación permanente del profesorado; muchos profesores graban su actuación en el aula para comentarla con sus compañeros de claustro.

También las ponencias y experiencias de Internet permiten a las escuelas21 diseñar su propia estrategia formativa de reflexión para la acción.

Foto The Barefoot College

Sistemas de gestión de aprendizaje (LMS)

En segundo lugar, este nivel destaca por su organización en ámbitos modulares con tres objetivos: organizar el currículo, diseñar el escenario de las experiencias de aprendizaje y generar conocimiento entre alumnos y profesores.

Son comunes los entornos que cuentan con las posibilidades didácticas de programas similares a Moodle, o que integran la interacción y la conversación en red de herramientas como Edmodo. Otras aplicaciones menos conocidas en España son Chamilo o Schoology, que también ofrecen un rendimiento muy bueno en un entorno modular para el aprendizaje dirigido.

Son frecuentes las conversaciones digitales entre alumnos y profesores organizadas por proyectos, áreas, matrices y otros diseños, o la coordinación de los proyectos entre profesores y la interacción de los alumnos con contenidos propios de la escuela, incluso desde sus casas o desde donde quieran.

El Centro para la Innovación en el Aprendizaje de Sídney y sus plataformas para secundaria (http://hsconline.nsw.edu.au) y PETE para primaria (http://pete.nbcs.nsw.edu.au), en sus siglas Primary Education Through E-Learning, son dos magníficos ejemplos de ello. Podemos observar su plataforma Moodle, donde organizan el material del PBL para los alumnos y lo ponen a su disposición de un modo sencillo, graduado y didáctico.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe pequeñas dosis de inspiración en tu correo.

Tu email*
¿Cuál es el rol que te describe mejor?*

4º NIVEL – El PLE o espacio personal de aprendizaje

El último, pero no el menos importante, está dirigido a la creación de espacios personales de aprendizaje para alumnos y profesores. El término PLE viene de sus siglas en inglés, Personal Learning Environment.

En el siglo XXI, además de las experiencias reales, gran parte del aprendizaje ocurre en dimensiones virtuales, con herramientas que median en la lectura, en la creación o en la relación con las personas. Estas herramientas potencian y configuran nuestras experiencias.

Los PLE han convertido al mundo en un aula, a Skype en el teléfono fijo, a Twitter en el patio del recreo o en el encuentro formativo con un café informal, a LinkedIn en una sesión de networking, a Blogger y WordPress en los cuadernos y diarios de campo, a los blogs en revistas y magacines de consulta… aprendemos organizando la experiencia diaria en dispositivos gracias a nuevas herramientas.

Los PLE se componen de tres grandes dimensiones que destacan por su funcionalidad:

  • Las herramientas y estrategias de lectura: son las fuentes de donde obtengo la información, caracterizadas por blogs, canales de vídeo, newsletters, RSS, conferencias online, streaming, podcasts, wikis, etc.
  • Las herramientas y estrategias de reflexión: son aquellas en las que transformo, modifico o creo mi propia información. Herramientas de transformación como Prezi, Visual.ly, Google Drive, Glogster, Blogger, etc.
  • Las herramientas y estrategias de relación: son los espacios donde se produce la interacción social, como por ejemplo las redes de Facebook, Twitter, Edmodo, foros, discusiones, eventos, conferencias, etc.

En las escuelas21 de todo el mundo, alumnos y profesores organizan su propio PLE, a través del cual desarrollan su competencia digital en cualquier área del currículo. Este modelo les ayuda a centrar el trabajo en rutinas ejecutivas para focalizar la atención en la tareas ante la pantalla, y les inicia en dinámicas autónomas de aprendizaje que les acompañarán en su desarrollo profesional el resto de su vida.

Muchos centros han creado sus propios PLE institucionales organizando las herramientas y distinguiendo sus funciones con colores y clasificaciones gracias por ejemplo a www.symbaloo.com.

SI TE HA GUSTADO ¡COMPARTE!
PÍLDORAS DE INSPIRACIÓN
The Barefoot College: una comunidad de aprendizaje para el cambio social en la India rural
Flujo de trabajo docente y toolbox digital (#RetosEscuela21)
El plan Ceibal: cómo crear y poner en marcha en tu escuela tu propio plan de digitalización

DEL 5 AL 9 DE DICIEMBRE DE 2022

Una semana de formación en nuestra sede para mejorar tus competencias docentes, generar sinergias con otros profesionales y escuelas y conocer las claves de buenas prácticas internacionales de escuelas en todo el mundo.