Escuelas21

¿Qué es el Design Thiking? La metodología que se convirtió en movimiento: el modelo del Riverside School

Desde 2009, la iniciativa internacional Design for Change lleva más de cinco años impulsando proyectos de transformación social, protagonizados por niños de todas las edades en miles de escuelas de todo el mundo e inspirados en la metodología del design thinking.
COMPARTE
¿Qué es el Design Thiking? La metodología que se convirtió en movimiento: el modelo del Riverside School

Índice de contenidos

Un movimiento que nace en el corazón de la India

Una campaña contra el acoso escolar, el diseño de alternativas al embalaje con plásticos, un programa de hermanamiento entre escuelas, mercadillos solidarios, experimentos de potabilización de aguas residuales, proyectos de animación sociocultural, recuperación de zonas naturales, carreras y competiciones deportivas, conciertos, revistas, animación y acompañamiento a personas mayores, reciclaje de basura, creaciones artísticas, documentales, campañas de comunicación y sensibilización de todo tipo de causas ecológicas y sociales, rehabilitación de espacios públicos y naturales…

Desde 2009, la iniciativa internacional Design for Change lleva más de cinco años impulsando proyectos de transformación social, protagonizados por niños de todas las edades en miles de escuelas de todo el mundo e inspirados en la metodología del design thinking.

Hace unos años que la escuela Riverside en Ahmedabad, India, trabaja en un modelo de educación más personalizada para la etapa de educación primaria basándose en la teoría de las inteligencias múltiples.

Las escuelas21 están apostando por un enriquecimiento metodológico que brinde mejores oportunidades para que todos los alumnos puedan alcanzar el éxito ayudándose de distintas actividades y formas de representar y relacionarse con el conocimiento.

A partir de aquellos primeros años de cambio, crecieron hasta conocer el aprendizaje basado en proyectos y descubrieron la metodología del design thinking.

Kiran Bir Sethi, la creadora de la metodología design
for change con el alumnado del Riverside School. Fuente Design for Change.

Empoderando al alumnado

En palabras de la creadora del proyecto, Kiran Bir Sethi, «se trata de contagiar a los niños de todo el mundo del virus “Yo puedo”, para que se sientan capaces de enfrentarse a los problemas que les rodean, que imaginen e ideen soluciones creativas juntos y que las lleven a cabo ellos mismos».

Las escuelas21 nos enseñan que el mejor modo de predecir el futuro consiste en diseñar el presente.

En la actualidad, Design for Change ha pasado de ser un fenómeno educativo y social de la India a convertirse en una nueva metodología.

Cuenta con un congreso anual, con diferentes publicaciones para orientar la creación de proyectos y con distintas modalidades formativas para educadores, que están dando lugar a los primeros estudios científicos y demostrando su éxito.

Además, la iniciativa de Kiran Bir Sethi tiene el apoyo del Project Zero de la Universidad de Harvard, el auspicio de Howard Gardner y la colaboración de los principales estudios que están revolucionando la metodología del design thinking en el presente: IDEO, CannonDesign, Kaos Pilot, el National Institute of Design y el Institute of Design de Stanford.

Las escuelas21 nos enseñan que el mejor modo de predecir el futuro consiste en diseñar el presente.

cursos y formación
¿Quieres una formación personalizada sobre cooperar para aprender?
Diseñamos una experiencia de aprendizaje a la carta para ti y tu equipo.

Ordenar la creatividad: el design thinking

Históricamente, el método científico se ha encargado de enmarcar las estrategias de pensamiento más algorítmicas. Fórmulas, análisis, procedimientos, síntesis, deducciones, inducciones, comparaciones… son procesos integrados en el marco de una metodología sólida que garantiza el éxito en la resolución de un problema.

Sin embargo, cuando nos encontramos con desafíos que no somos capaces de resolver, recurrimos a otro tipo de estrategias más imaginativas.

La creatividad se practica y se integra de diferente modo en cada ámbito cultural. Sin embargo, a pesar de las peculiaridades propias de cada disciplina, existe un pilar común que nos permite organizar estas estrategias e introducirlas de una forma coherente en nuestro escenario de aprendizaje. Es el marco teórico que se conoce como design thinking. El método científico es a las estrategias algorítmicas lo que el design thinking a las estrategias creativas.

En la actualidad, la investigación sobre la creatividad se ha centrado en definir el proceso del design thinking, así como las estrategias de pensamiento que lo integran en una metodología aplicable a cualquier ámbito.

El método científico es a las estrategias algorítmicas lo que el design thinking a las estrategias creativas.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe pequeñas dosis de inspiración en tu correo.

Tu email*
¿Cuál es el rol que te describe mejor?*

Las fases del Design Thinking

La metodología del design thinking ofrece un marco coherente donde todos podemos aprender a ser creativos.

Fase 1: Observar y comprender

Es un proceso especialmente empático, que observa la realidad a través de métodos cualitativos y etnográficos, y no tanto cuantitativos.

Busca mirar la cotidianidad desde una mirada nueva −como quien mira por primera vez−, que descubra aquello que se nos escapa para lograr superar un reto o resolver un problema.

Las actividades experienciales, la observación, los análisis contextuales, la creación de mapas mentales, las técnicas de brainstorming, la organización de mapas de ideas y oportunidades, las entrevistas, las excursiones y visitas, las grabaciones y la toma de fotografías son estrategias propias de las dos primeras fases del proceso: observar y comprender.

Cómo poner en práctica el enfoque Reggio Emilia para diseñar espacios educativos que potencien el aprendizaje

Fases 2 y 3: Idear y prototipar

Es necesario imaginar, experimentar y probar. Exprimir códigos más gráficos, narrativos y visuales, además de los verbales. Mostrar con imágenes, gestos o montajes para evitar contar solo con palabras. Usar las manos para construir maquetas y prototipos, hacer puzles, dibujar, diseñar mapas mentales, construir y destruir.

El juego, la visualización, la narración y el storytelling, la participación en dinámicas de interpretación, la búsqueda de analogías inusuales, las comparaciones, la creación de metáforas, la representación gráfica y los dibujos de proyectos o de sus participantes con la creación de perfiles imaginarios, entre otras, son estrategias propias de las dos fases siguientes: idear y prototipar.

El trabajo en equipo y la repetición −las veces que haga falta− del proceso de observar, comprender, idear y prototipar caracterizan la práctica creativa. El uso de roles y otras técnicas de aprendizaje cooperativo aparecen en todo el proceso. A la hora de buscar nuevas ideas, es mucho más eficiente estimular el proceso en equipo que hacerlo solo.

Fase 4: Probar y comunicar

La reflexión de borradores y prototipos, la creación de porfolios que ilustren el proceso, las pruebas y tests de funcionamiento o las presentaciones públicas y exposiciones son actividades propias de las últimas fases: probar y comunicar.

En cada una de estas fases se alternan dos momentos bien diferenciados.

En primer lugar, se aplaza el juicio descalificador y se genera el mayor número de ideas, alternativas o prototipos posibles gracias al pensamiento divergente; en este momento, más es mejor.

En segundo lugar, se eligen, se agrupan y se deciden las ideas o prototipos y se centra la tarea en el desarrollo de aquellas alternativas sobre las que profundizaremos; en este caso, menos es más.

SI TE HA GUSTADO ¡COMPARTE!
PÍLDORAS DE INSPIRACIÓN
Cómo repensar la escuela: la historia de Larramendi Ikastetxea
Cómo convertir la escuela en un motor del cambio social
El diario de aprendizaje como herramienta de coevaluación